NOTICIAS BREVAS: Una mujer tira la piedra y enseña la mano: "Si, he sido yo, gilipollas"

Una niña crea un agujero de gusano antes de lo previsto

ARKANO BLACK INFERI - Madrid
El puente de Einstein-Rosen apareció en su garaje

Ésta niña, física freelance, sabía que el principal problema para poder crear agujeros de gusano, era la necesidad de disponer de partículas de masa negativa, que crean repulsión gravitatoria para mantener el extremo de salida del agujero abierto, y poder atravesar el puente (esas partículas antigravedad). Con un pequeño acelerador de partículas de alta energía que montó en su garaje con la ayuda de su padre, ya podía empezar a buscar antigravitones, el primer problema.

“Mucha gente siempre ha pensado que era solo una curiosidad teórica. Pues atiende, ahí tienes el puente”

“No esperaba crear uno tan pronto, estaba centrada aún en problemas teóricos”

Pero había otro problema, crear o encontrar un agujero de gusano en sí mismo. La opción más plausible era crear la tecnología para aproximarse a la escala de Planck, encontrar un agujero indescriptiblemente pequeño en la espuma cuántica, y aumentarlo hasta niveles macroscópicos.

Mientras estaba trabajando en la lupa con la que ver la espuma cuántica, hubo una especie de destello, algo indescriptible comparado con todo lo que conocemos. Se dio la vuelta, y ahí estaba el agujero. No sabe como pudo suceder. Ni había detectado aún un antigravitón ni había aumentado la resolución de su lupa a más de milímetros. Por alguna razón, entre ellas el puro azar, el Universo quiso que esta niña sea la primera persona en crear este tipo de fenómeno puro de la ciencia-ficción, que nos dará un espaldarazo enorme en la exploración de nuestra galaxia. O de otra, a saber.

“Aún no sé dónde sale la otra boca, pero hay tener cuidado; si no, vean el primer Capítulo de Star Trek Voyager”

¿Qué quieres?

Una información veraz e independiente

¿Qué tienes?

COOKIES | AVISO DE PRIVACIDAD