NOTICIAS BREVAS: Una mujer tira la piedra y enseña la mano: "Si, he sido yo, gilipollas"

Un hombre muere en la autopsia en el hospital de San Cunífero

ARKANO BLACK INFERI - San Cunífero
“Se movía demasiado, no había manera”

A veces el cuerpo humano es extraordinario. Puede parecer una afirmación manida, carente de razón en muchas situaciones de la vida, pero seguimos repitiéndola, porque es lo que se hace con éste tipo de frases tan motivadoras.

Pero en esta historia si que es maravilloso. El cuerpo de un hombre aparentemente sin vida, llegaba a las 2PM al hospital de San Cunífero, donde solo pudieron certificar su muerte en una grabadora de cinta.

Debido a las sospechas de que podría haber sido asesinado, se decidió practicarle la autopsia. Cuando el doctor encargado, empezó a abrirle por el medio del tronco, el individuo empezó a sufrir espasmos: “Es normal, éstas cosas pasan a veces”, espetó el doctor. No obstante, minutos después el individuo, que ya estaba atado, seguía emitiendo gemidos y frases como “Para, hijo de puta, no ves que estoy vivo?!”.

Una vez que el doctor terminó la autopsia, mientras salía exhausto de la sala de autopsias, confirmó las sospechas: el individuo había sido asesinado. Acto seguido notificaron la noticia a la Policía de San Cunífero, que emprendió la investigación pertinente.

¿Qué quieres?

Una información veraz e independiente

¿Qué tienes?

COOKIES | AVISO DE PRIVACIDAD